agosto 2, 2010

Tabulé, Taboulé o taboulet, pero… A mi manera!

Posted in almendras, canela, cayena, cilantro, comida, comino, cuscus, ensalada, menta, pasas, pepino, sal, tomate, Uncategorized, zumo de lima a 11:03 am por Marta Burdiel Gutiérrez


Si! por fin estoy de vacaciones! y por fin dispongo de tiempo no solo para relajarme y para escribiros, sino también para cocinar. He intentado contestar a todos esos emails protestando por mi ausencia y abandono del blog, y para todos aquellos que me reclamabaís ¡Aquí estoy!

Con respecto al comentario que dejo el otro día “chile 29”  podéís pedir vuestras recetas, y sugerir platos que os apetezca leer, estaré encantada de aventurarme a probar nuevos registros, o rescatar alguna receta que haya podido pasar por alto…

Anoche tuvimos invitados en casa y aunque parezca mentira en Coruña hacía calor, sí, sí bastante calor. Así que decidí hacer algo ligero y fresco pero con un toque exótico para darle un toque especial a la velada. El plato sencillísimo : tabulé.

Cualquier “purista” me dirá que el tabulé no lleva muchos de los ingredientes que suelo añadirle, puede que incluso me diga que no se le parece casi en absoluto, pero en mi defensa tendré que deciros que el resultado está BUENISIMO.

TABULÉ, TABOULÉ O TABOULET.

INGREDIENTES:

Cuscus (la medida de un vaso de agua)
la misma cantidad de caldo de pollo o de verduras
1 tomate (grandecito) pelado y sin semillas
1 pepino (mediano) pelado y sin semillas
1 cebolla morada (mediana)
1 ramillete de menta
1 ramillete de cilantro
2 limas (exprimidas)
almendras
pasas
canela en rama
cayena seca/ o chile fresco
comino
cúrcuma
sal
aceite de oliva

ELABORACIÓN:

 

Poner a hervir el caldo con un par de cayenas secas, media rama de canela, una pizca de cúrcuma y una cucharadita de comino en grano. Una vez rompa a hervir, verter el caldo caliente sobre el cuscus, que previamente habremos colocado en un bol amplio. Remover cuidadosamente, tapar y dejar reposar 3 min.

Aparte cortar las verduras en daditos pequeños y reservar. Pasados los 3 minutos “abrir” el cuscus con ayuda de un tenedor para evitar que se apelmace. Extender sobre una fuente o una bandeja para que se enfrie antes. Recuperar el bol en el que reposaba el cuscus y agregar a este las verduras troceadas, rociar con abundante aceite de oliva, el zumo de lima y una pizca de sal. Picar finamente la menta y el cilantro e incorporarlos también al bol. Remover.

Una vez el cuscus se haya templado lo añadiremos al bol con las verduras y las hierbas. Removeremos bien para que este se impregne de todos los sabores. Incorporaremos por último las pasas y añadiremos un poco más de aceite de oliva si fuese necesario.

Dejar reposar en la nevera al menos 1h / 1,30h. Antes de servir tostar unas almendras. Disponer el cuscus en una fuente y decorar con las almendras. Servir.

Anuncios

noviembre 10, 2009

Beauty Spa y kebabs caseros

Posted in cebolla, cilantro, comer, comida, curry, hierbabuena, kebab, lechuga, menta, pollo, rápido, sal, sencillo, yogurt griego a 10:09 pm por Marta Burdiel Gutiérrez


Después de haberos abandonado durante una larga semana vuelvo para compensar todas esas quejas que han llegado a mi buzón de voz y a mi correo electrónico. Para aquellos que se pensaban que había desaparecido he de confesar que había sido abducida por una feria de fruta y verdura en IFEMA, Fruit Fusion pero por suerte he logrado sobrevivir. Para compensar el agotamiento de escasas horas de sueño mi amiga inés me invitó el sábado a su casa para mimarnos antes de acudir al Chivas Estudio aquella noche. Mascarillas hidratantes, contorno de ojos, el milagroso quitaojeras/bolsas de Garnier. Manicura y un Cola Cao a las 3 de la tarde como desayuno prometían una velada mas que reparadora, porque reconozcamoslo ¿a quien no le encanta un plan de chicas y mimos un sábado frío después de una larga semana de trabajo?

Cuando acabamos nuestro “morning spa” decidimos preparar algo de comer antes de meternos bajo las mantitas en el sofá para ver una peli como manda la tradición un buen sábado. Despúes de una semana a base de uvas encurtidas en sal, brotes de espárragos, o aceite de perejil (y creo recordar que precisamente en ese orden) mi estómago reclamaba algo caliente que le recordase lo que significaba comer en condiciones. La respuesta a mis plegarias llego en forma de kebab calentito con ese característico olor a curry que hacia que mi boca salivase mucho antes de catar el primer bocado. Para que veáis lo rápido y sencillo que puede ser el preparar algo de comida exótica en casa y quien sabe tal vez os animéis el próximo sábado a un plan reparador como este aquí os dejo la receta.

KEBABS CASEROS

INGREDIENTES

1 pechuga de pollo
1 cucharada sopera de caldo de verduras o pollo (sirve Gallina Blanca/ Aneto o similar)
Sal
Curry amarillo
Lechuga
Cebolla
Yogurt griego
Menta o Hierbabuena o Cilantro –frescos-
Pan de Kebab (puedes encontrarlo en grandes superficies en la sección de pan)

ELABORACIÓN

Partir en juliana muy fina la cebolla y reservar en un bol con agua y hielo.
En una sartén con un poco de aceite, dorar el pollo previamente cortado en trocitos del tamaño de un bocado. A mitad de la cocción incorporar una cucharadita sopera de curry y otra de caldo. Dejar 5 minutos hasta que este meloso y completamente hecho por dentro.

Aparte mezclar en un bol el yogurt griego con una pizca de sal, un chorrito de aceite de olvia y cualquiera de las hierbas frescas propuestas picadas finamente.

Cortar el pan de kebab a la mitad, humedecer ligeramente y calentar el tiempo especificado en el envase. Con ayuda de una cuchara introducir un poco de salsa en el pan, añadir el pollo y finalizar con la lechuga y la cebolla. Servir caliente.

kebab

kebab

octubre 30, 2009

Menú de fin de semana

Posted in aceite vegetal, albahaca, arroz, arroz jazmin, azúcar moreno, caliente, cenar, chocolate, cilantro, comer, comida, curry, delicioso, dulces, leche de coco, mermelada, pasta de curry, pollo, queso, salsa de pescado, soja, vainilla, zumo de lima a 8:19 pm por Marta Burdiel Gutiérrez


Para aquellos que echasteís en falta el post de ayer entono el “mea culpa“, y para compensar hoy os dejo un menú completo de fin de semana. Ayer por trabajo tuve que ir de visita a Makro y creo que el nuevo lema de mi oficina a partir de ahora va a ser “WE LOVE MAKRO” sí, sí. A mis dos compañeras de trabajo y a mí nos hacían los ojos chirivitas, como si de tres niñas pequeñas en la noche de reyes se tratase, recorríamos pasillo tras pasillo sin saber muy bien que coger… Cuando llegamos a la sección de hierbas aromáticas lo vi claro CURRY VERDE! mmmmmm esos trocitos de pollo recubiertos de salsa con aromas a cilantro, albahaca y a coco… No podía resistirme. Aunque muchos piensen que el curry es algo de color amarillo, me temo que tendré que informaros que la palabra curry en sí significa mezcla de especias generlamente picantes en mayor o menor medida. En mi año viviendo en Italia mi compañera de piso una belleza exótica en muchos aspectos -de origen hawaiano, vivió gran parte de su vida en Washington y curso sus estudios en Estambul. Bastante internacional ¿no?- me descubrió el mundo del curry. El curry verde del que hoy vamos a hablar es un curry estilo Thai que a diferencia de los currys de la India son más aromáticos y para mi gusto algo más citricos. Para nuestra desgracia algunas de las hierbas mas comunes como el “lemon grass” o el galangal fresco no son facilmente localizables en Madrid así que os presento una solución algo más sencilla.
Si pensaís que esta receta os ocupará toda una mañana y “sangre, sudor y lágrimas” no os engañeís en menos de 20 minutos tendreís un curry humeante y delicioso con el que soprender a más de uno y es más podreís incluso decir “Llevo toda la mañana cocinando” 😉

GREEN CURRY

INGREDIENTES

 

2 pechugas de pollo enteras, limpias y cortadas en daditos
1 bote de pasta de curry verde (podrás encontrarla en los restaurantes WOK de la cadena VIPS, en los supermercados orientales recomendados en el post de “Wan Ton polfavol” o en algunos supermercados ElCorteInglés)
2 botes de leche de coco (procura no agitarlos)
1 cucharadita de salsa de pescado (Fish Sauce)
2 cucharadas soperas de salsa de soja
1 cucharadita de azúcar moreno
1 paquete de cilantro (o un manojo)
1 paquete de albahaca (o un manojo)
zumo de 2 limas
 
 

 
ELABORACIÓN

En un wok, sartén grande algo honda, o bien una paella poner una cucharada sopera de aceite vegetal -girasol, soja, maiz, etc-. Abrir la pasta de curry verde y coger una cucharada -sopera si te gusta picante, o de desayuno para los menos atrevidos-freir la pasta en el aceite caliente. El aroma que empezará a desprender es muy fuerte así que os recomiendo sino quereís llorar encendaís la campana extractora. Una vez empiece  la pasta a “liberar” sus aromas, incorpora el pollo en daditos y sofríe hasta que adquiera un tono dorado. Abre las latas de leche de coco y con ayuda de una cuchara retira la parte más densa -de una consistencia semejante a la del yogur griego- y añade un par de cucharadas al pollo, remueve bien y vierte el resto del contenido de las latas en la sartén.  Deja cocer al menos 5 minutos antes de añadir la salsa de soja y la de pescado, el azúcar y el zumo de lima. Pica lo más fino que puedas el cilantro y la albahaca e incorporalo a la sartén. Deja cocer unos 5 minutos más y sirve acompañado de un buen bol de arroz jazmín.

 

curry verde

curry verde

TARTA EXPRESS DE QUESO Y FRAMBUESA

INGREDIENTES

175gr. de galletas Digestive
80gr. mantequilla Tª ambiente
300gr. queso de untar
1/2 cucharadita de zumo de limón
70gr. de
azúcar glass
1 cucharadita de extracto de vainilla
250ml. de creme freiche President
Mermelada de frambuesa o confitura

ELABORACIÓN

Triturar las galletas con la mantequilla hasta obtener una textura semejante a la de la arena mojada de la playa. En un molde desmontable de tarta forrar el fondo con papel de horno, para que sea más facil abre el molde, coloca el papel encima de la plancha base y cierra de nuevo el aro exterior, de este modo el papel quedara completamente sujeto. Cubre la superficie del molde con la base de galleta. Reserva en el congelador mientras realizas el relleno de la tarta.
Aparte mezcla en un bol el queso con el zumo de limón, el azúcar glass y el extracto de vainilla. Con ayuda de un
batidor eléctrico monta la creme freiche con un poco de azúcar, incorpora al bol de queso con cuidado y vierte el resultado final en el molde de tarta. Deja enfriar en la nevera al menos 4 horas, si prefieres una tarta helada, introdúcela en el congelador 2h. Antes de servir cubre con tu mermelada de frutos rojos favorita o simplemente funde un poco de chocolate y rocíala con este ya en la mesa.

tarta de queso y frambuesas

tarta de queso y frambuesas