diciembre 3, 2009

Menú ligero pre navideño

Posted in acetto balsamico, albahaca, caliente, comer, comida, ensalada, patata, rucula, sal, sal en escamas, zanahoria a 10:15 pm por Marta Burdiel Gutiérrez


Ya está aquí el frío, por fin ha llegado a Madrid… Ahora empiezan a tener sentido esas luces navideñas que adornaban escaparates y calles desde hace un par de semanas a 15ºC a las 22h. Por fin he podido desempolvar los guantes y las bufandas y hacer uso de ese abrigo ya triste y aburrido de estar encerrado en el armario… Y aunque prefiero el sol más que un caracol, en invierno y más aun en Diciembre como que pega que haga frío no? Por fin uno puede hacer esos platos de cuchara, esas cremas calentitas que hasta el momento daba pereza hacer, ¿quién se toma una fabada con 20ºC? Y es que la comida invernal también tiene un lado mágico…
Como las fiestas están cada vez más próximas y todas y todos queremos poder entrar en ese fabuloso vestido para noches especiales como las de Nochevieja o fin de año aquí va un menú navideño ligero pero sabroso…

CREMA DE ZANAHORIA, CALABAZA y ACEITE DE ALBAHACA

INGREDIENTES:

1 Kg. de zanahorias
1 patata
1/2 calabaza pequeña
1 manojo de albahaca fresca
Agua
Aceite de oliva V. E

ELABORACIÓN:

Pelar las zanahorias y la patata. Retirar la piel a la calabaza con la ayuda de un cuchillo. Cortar toda la verdura en trozos grandes y rehogar con un chorro de aceite de oliva en la olla rápida. Cubrir con agua las verduras, añadir un poco de sal y cerrar la olla. Poner a fuego fuerte hasta que empiece a pitar bajar a fuego medio y dejar cocer 15 min. más. Esperar el tiempo necesario hasta poder abrir la olla, triturar el contenido y reservar.
En un vaso de minipimer triturar unas 8 hojas de albahaca fresca con un chorro de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal.
Servir la crema en un tazón y decorar con un hilo de aceite de albahaca.

sopa de zanahoria

sopa de zanahoria

CARPACCIO DE BOLETUS, ESPINACAS FRESCAS Y ACETTO

INGREDIENTES

4 boletus grandecitos
1 bolsa de rucula
sal en escamas (Maldon) o ahumada
aceite de oliva
crema de acetto balsamico

ELABORACIÓN:Limpiar los boletus con ayuda de un cepillo de dientes viejo y un poco de papel de cocina -sin humedecer-. Separar el tronco de la cabeza del hongo. Cortar en taquitos el tronco y saltear ligeramente en una sartén con un poco de aceite de oliva. Filetear las cabezas del hongo con ayuda de una mandolina a modo de carpaccio.
Disponer en un plato una base de rucula, sobre esta los tronquitos de boletus salteados y acabamos la ensalada decorándola con las láminas de boletus. Aderezar con un chorro de aceite de oliva y unas gotas de crema de acetto balsamico. Añadir unas escamas de sal.

ensalada de boletus

ensalada de boletus

Disfrutad del fin de semana y del puente aquellos que lo teneís!

 

Anuncios

octubre 22, 2009

¿Tienen Wanton “polfavol”?

Posted in calabacín, carne picada, comida, entrada, pasta, repollo, soja, wanton, zanahoria a 10:57 pm por Marta Burdiel Gutiérrez


Despúes de un año viviendo en Italia en compañía de americanos, australianos, chinos, coreanos, taiwaneses, y mil nacionalidades más, mis horizontes gastronómicos se fueron abriendo y sin darme cuenta me vi inmersa en un mestizaje gastronómico de lo más peculiar.
Antes de cada viaje o salida cultural, cada uno de los 24 miembros de la clase preparaba una especialidad típica de su país. Como española intenté deleitarles con mis croquetas -de las que hablaremos en próximos posts- que a pesar de no ser como las de mi abuela, sus originales rellenos de setas, cebolla caramelizada y queso, espinacas o foie hacían las delicias de más de uno, en los interminables viajes de tren o autobus. Pero sin duda lo que más nos gustaban de esos viajes eran los deliciosos “dumplings” o “gyozas” que mi compañero taiwanés: Andy Chow preparaba con tanto cariño a las 5 de la mañana para que estuviesen recien hechas. Nunca antes había probado estas deliciosas empanadillas rellenas de carne y verduras tán típicas en los países asiáticos.
Una vez de regreso a España recorrí Madrid de arriba abajo hasta encontrar mi ansiado tesoro: un supermercado Oriental. Mis dos direcciones imprescindibles a la hora de preparar ya sea un arroz tres delicias o un curry Thai son:
C/ Mozart 5 (frente al C.C Príncipe Pío) o Iberochina C/General Margallo 23
Dos grandes establecimientos en los que encontrar prácticamente de todo: conservas, frescos, congelados.

Pues bien durante un viaje a Cadiz en el puente del Pilar, decidí agasajar a unos amigos con una variante de estas deliciosas empanadillas. ¿El problema? Buscar un supermercado Oriental. Despúes de recorrer Cádiz de arriba a bajo, con mi amigo y su madre y de oir siempre la misma respuesta “Kansas City, Sevilla, habel uno muy glande“, y yo venga a decir “Sí, si ya lo conozco pero ¿y en Cadiz?” Nada, no había manera. Mi amigo ya desesperado paró el coche para echar gasolina y en un acto de desesperación entré en el restaurante chino que había al lado. “Perdón”, “Pala lleval” “No, no. Yo quería comprar pasta Wanton polfavol, ¿sabe dónde podría comprarla?” “Kansas City” “Qué sí, que Kansas City, pero en ¡Cadiz!!!” “mmmm tu cuanto quelel” “1 paquete, sólo 1 paquete”. El chino desapareció en la cocina, reapareciendo 5 min. despúes con mi anhelada pasta. “tu il, tu il” y casi echandome del restaurante, volví al coche con mi paquete de pasta wanton ante la atónita mirada de mi amigo.

Para que entendaís porque merecía la pena el mover Roma con Santiago para conseguir la masa de las empanadillas aquí os dejo la receta.

“SAQUITOS” CHINOS DE VERDURAS

INGREDIENTES

1Kg. de carne picada (mitad cerdo/ mitad vacuno)
1/2 repollo pequeño
1 calabacín mediano
1 zanahoria
un poco de jengibre fresco
1 manoja de cilantro fresco
zumo de 1 lima
1 paquete de pasta wanton
salsa de soja
aceite de sésamo
ELABORACIÓN
 

Con la ayuda de un rallador de queso, rallar la zanahoria, el calabacín. Picar en juliana muy fina el repollo. Calentar una sarten con un poco de aceite de girasol y una vez caliente pochar las verduras. Cuando esten empezando a ablandarse añadir 2 cucharadas soperas de salsa de soja, cocinar 2 o 3 minutos más e incorporar la carne. Rehogar sin dejar que la carne llegue a hacerse de todo. Disponer el contenido de la sartén en un bol, añadir el zumo de lima, el cilantro picado muy fino y el jegibre rallado. Aderezar con unas gotas de aceite de sésamo y remover bien.

Sobre una encimera, o mesa limpia distribuir las hojas de pasta wanton. Disponer una cucharada del relleno en cada porción de masa. Plegar el cuadrado uniendo las dos esquinas opuestas -obteniendo una forma triangular-. Plegar la masa sobrante de los extremos hacia el medio dando forma de “saquito” a la empanadilla. Enharinar una bandeja y colocar las empanadillas separadas para evitar que se peguen. Poner a calentar la freidora o una sartén con abundante aceite. Freir las empanadillas hasta que adquieran un color dorado. Escurrir sobre papel absorbente y servir acompañadas de salsa agridulce o salsa de soja.

Valor nutricional de las empanadillas (Por Bea Urrutia)

Una gran receta para quien le guste la comida china. Es un plato que compagina verdura y carne, dos alimentos fundamentales en nuestra dieta, ya que aportan proteínas necesarias para el desarrollo de los músculos y vitaminas y minerales, que tienen múltiples funciones en nuestro organismo.
Las verduras son en su mayor parte agua y vitaminas y minerales, por lo que son alimentos muy poco calóricos. El calabacín, el repollo y la zanahoria son fuente de β-caroteno, importante para la vista, vitaminas E, B3, folatos y niacina y de potasio. El repollo es también una fuente importante de fibra.
La carne es fuente de proteína animal. Un consejo: tanto para el vacuno como para el cerdo, pedir carne magra ya que tiene más cantidad de proteínas y menos cantidad de lípidos.
Los beneficios de la comida china significativos ya que por el método de cocinado que emplean, mantienen la riqueza nutritiva y reduce la cantidad de grasa.

Dumplings en mi cocina

Dumplings en mi cocina

Y YA SABEÍS SI TENEÍS ALGUNA CONSULTA NO DUDEÍS EN PREGUNTAR!